El beneficiario:

Será toda aquella persona que, cumpliendo los requisitos, reciba ayuda o subvención del FSA. Asume los valores y principios del FSA. Traicionar alguna de estas declaraciones de intenciones puede llevar a la supresión de la ayuda. 

El voluntario:

persona que se ofrece a trabajar gratuitamente por el FSA, comprometiéndose activamente a asistir, ayudar y organizar los proyectos que se planteen desde el FSA. Asume los valores y principios del FSA. Traicionar alguna de estas declaraciones de intenciones puede llevar a la cancelación de su voluntariado. Comenzará su voluntariado con un curso de formación que explique su papel y los proyectos en lo que van a participar.

Coordinador de Centro o Enlace:  

En cada colegio debe haber una persona que, de forma voluntaria quiera ser los ojos, oídos y manos del Fondo en su centro. Su labor será: 

  1. Informarse en sesiones previas de qué es el Fondo Solidario Avemariano y cómo actúa.
  2. Informar a los tutores de su centro sobre qué es el Fondo Social Avemariano y cómo actúa. Así como de quienes pueden ser los beneficiarios de las ayudas que el Fondo pueda dar. Ya que los tutores al ser los que están más en contacto con los alumnos y sus familias, son los que más fácilmente detectarán casos en los que el Fondo Social pueda actuar. 
  3. Presentar al Fondo Solidario un informe con las demandas de ayuda que se estimen oportunas en su centro y un informe detallado de los beneficiarios. 
  4. En caso de ser aprobado por el Fondo Solidario, llevar a cabo la compra del Material, uniforme… mediante transferencia bancaria o pago con cheque bancario. En caso de beca de comedor, debe dar los datos oportunos para que el Fondo realice el pago al comedor vía transferencia bancaria. 
  5. En caso de que un colegio haga alguna actividad benéfica para el FSA, esta persona será la encargada de recoger el dinero recaudado, llevar el archivo de cuentas y hacer la transferencia al Fondo Solidario Avemariano. 

Equipo Coordinador del FSA.

Estará compuesto por tres personas designadas por el Patronato de las Escuelas del Ave María y sus funciones serán:

  1. Estudiar cada uno de los casos presentados por los centros para ver a cuáles de ellos se puede hacer frente desde el Fondo Solidario Avemariano.
  2. Fomentar actividades que aporten beneficios económicos y de divulgación del Fondo Social tales como: Actos benéficos, rifas, venta de lotería…etc. 
  3. Tener un tesorero entre ellos que tenga un registro de entradas y salidas. Esta persona será la encargada de hacer llegar al coordinador de cada colegio la ayuda estimada, de recibir de los centros los justificantes de pagos de las transferencias bancarias así como del dinero recaudado en caso de que en dicho centro se haya llevado a cabo algún acto benéfico. 
  4. Trimestralmente deben dar cuenta al Director de las Escuelas del Ave María de las ayudas que se están llevando a cabo, los destinatarios y las entradas y salidas que se han efectuado. 
  5. A fecha 30 de junio de cada curso escolar deben presentarse las cuentas cerradas. El dinero que sobre al finalizar cada curso escolar puede quedar recogido para el comienzo del curso siguiente, entendiendo que es a principio de curso cuando más necesidades de material escolar se van a presentar. 
  6. Si el dinero recaudado fuese superior a la demanda presentada por los centros, se pueden plantear en el Fondo y bajo la supervisión del Director de las Escuelas del Ave María, donar una parte del dinero recaudado a alguna labor social concreta de alguna ONG conocida y  que ofrezca garantías y trasparencia en su actuación social. 
  7. El archivo de cuentas debe estar siempre dispuesto a ser inspeccionado por quien la Fundación considere oportuno.